lunes, 9 de junio de 2008

La historia que se esconde tras el diagnóstico laboratorial microbiológico III: El juego del ADN.

Si, todos estais de enhorabuena porque ya ha sido publicado el artículo más esperado del año: la tercera y última parte de la historia que se esconde tras el diagnóstico microbiológico...

Aquí os dejo un párrafo del comienzo, para que os pique la curiosidad y lo vayais a buscar a la biblioteca de veterinaria más cercana.

"El desarrollo que está sufriendo la biología molecular, y las técnicas que la acompañan, están permitiendo que una metodología nacida hace relativamente poco tiempo adquiera una importancia notable en el diagnóstico microbiológico, habiéndose convertido en una nueva prueba rutinaria. Es la denominada Reacción en Cadena de la Polimerasa (Polimerase Chain Reaction o PCR) y sus variantes. El origen de esta técnica hay que buscarlo en el artículo de dos páginas que James Dewey Watson y Francis Harry Compton Crick publicaron en la revista Nature en el año 1953, donde describían la estructura de doble hélice de la molécula de ácido desoxirribonucleico. Una estructura que encajaba perfectamente con la imagen cristalográfica que Rosalind Elsie Franklin obtuviera de la molécula, y con las proporciones de bases púricas y pirimidínicas observadas por Erwin Chargaff..."

Alba P., Álvarez S., García M.E., Blanco J.L. 2008. La historia que se esconde tras el diagnóstico laboratorial microbiológico III: El juego del ADN. Laboratorio veterinario Avedila 44:2-6 .


Venga... va..., por ser el último de la serie, os dejo también el penúltimo párrafo para que disfruteis:

"Si echamos la vista atrás, resulta sorprendente todo lo que ha evolucionado la metodología, los
procedimientos y los materiales desde el laboratorio de Koch, puntero en investigación microbiológica, hasta cualquiera de los laboratorios en los que se trabaja hoy en día. Si miramos hacia delante vemos que todavía queda mucho trabajo para minimizar el tiempo necesario para el diagnóstico de confirmación y para aumentar la fiabilidad del mismo. Y si volvemos a mirar atrás observamos, salvando las distancias que supone el poseer mayor tecnología, que las diferentes historias de cada descubrimiento aislado en el campo de la microbiología tienen muchos puntos en común. En todas se repiten ciertos detalles como la influencia del entorno y las vivencias personales de los protagonistas: ¿utilizaríamos hoy en día agar si Walter y Angelina Hesse no se hubieran casado? ¿Cuánto tiempo habría sido necesario para observar a los microorganismos si Anton van Leeuwenhoeck no hubiera sido tan obstinado? ¿Se habría desarrollado la PCR si Kari Mullis nunca hubiera trabajado en la empresa Cetus?"


Os vuelvo a recordar: la historia completa en Alba P., Álvarez S., García M.E., Blanco J.L. 2008. La historia que se esconde tras el diagnóstico laboratorial microbiológico III: El juego del ADN. Laboratorio veterinario Avedila 44:2-6 .

1 comentario:

Por las barbas del enano!! dijo...

Mucha enhorbuena!! Si, asombroso cómo se escribe la historia! Hace pensar en que, en ciencia el menos, es mejor no perderse en los laberintos de las dudas y dejar que las cosas fluyan ¿verdad? A ver si me lo aplico!! Un besazo y enhorabuena de nuevo!!