jueves, 27 de marzo de 2008

Perseverancia o cabezonería

video

Lo que ocurre cuando buscas informaciones en la red de redes sobre temas varios como, por ejemplo, la vida y costumbres de los escarabajos peloteros es que encuentras cositas como éstas.

Lo admito, admiro al prota de este corto. Quien tuviera su perseverancia para afrontar los retos que nos encontramos a lo largo de nuestra vida (iba a decir del camino, pero es que me voy a encasillar :). Aprendamos de los seres evolucionados.

El trabajo de estos artrópodos es recoger la mierda (perdón, heces) de animales algo más grandes como las vacas. Y con esta materia orgánica construyen (o construían porque están un poco en peligro de extinción) cunas confortables, calentitas y nutritivas, donde la hembra deposita los huevos fecundados. Ésto, sólamente (lease en tono sarcástico), favorece a la redistrbución de la materia orgánica en el suelo, lo que contribuye a su desarrollo y mejora, lo que permite que los hongos y las plantas también crezcan felices y contentos. Y el ecosistema prospere y sí, también regule el clima...

SALVEMOS AL ESCARABAJO!! APRENDAMOS DE LA NATURALEZA!!

3 comentarios:

Tasha Escarate dijo...

holap !
me halagas xD no creo que escriba tan bien... la verdad, mis dos padres son periodistas y no me gustaria ser una periodista, además, me gusta muuuuuuucho mas derecho, no podría estudiar periodismo, nunca me gustó asi tanto.
Me gustó mucho este post que hiciste sobre el escarabajo, es un dato freak con moraleja. Muy bueno.

Salduines, me gusto tu blog, te pongre en mis links
Adiosiniii

Raquel G P dijo...

jajaja, odio a los escarabajos, pero resulta que son tan tercos como yo. xD. Por salvarlos no puedo hacer nada porque si veo uno me entra un ataque de pánico y tiene que venir mi hermano a matarlo, así que eso lo dejo para vosotras. xD

patty difusa dijo...

Buf, la verdad es que muchas veces confundimos la perseverancia con la cabezonería. Yo lo tengo clarisimo, soy muy cabezona pero muy poco perseverante, en fin, aprenderé del escarabajo.